¿Es malo dejar de hacer ejercicio?, ¿Por qué?

Efectos de dejar de hacer ejercicio estás vacaciones

Nuestro cuerpo en ocasiones necesita parar un poco la rutina diaria, y la llegada de las vacaciones es el momento ideal para hacerlo. Las vacaciones son un tiempo perfecto para guardar los problemas y olvidarnos de ellos mientras nos relajamos. Sin embargo, una de las cosas que olvidamos en vacaciones es el hacer ejercicio cotidianamente, y si bien es bueno relajarse, suspender el ejercicio más de 2 semanas puede pasarle factura cuando la vacación termine y estemos de regreso cada uno a nuestras actividades cotidianas.

Primero debemos aclarar que no estamos diciendo que usted tenga que ejercitar el cuerpo en exceso, los músculos necesitan descansar del desgaste del ejercicio, es más, es recomendable que en algunos días del año su cuerpo tenga unos días de descanso de total actividad física, pero también es cierto que el dejar la rutina por mucho tiempo también tiene consecuencias.

Antes y Después de hacer ejercicios

No vamos a exagerar, es posible que el efecto de dejar de entrenar por 4 o 5 días es imperceptible pero a partir de 10 días ya empezamos a notar algunos cambios, por ello en este artículo le hablaremos de los efectos de dejar la rutina de ejercicio aún lado en estas vacaciones.

Disminución de masa muscular

Una de las primeras cosas que empezaremos a notar es que nuestra masa muscular disminuirá. La razón de esto es simple, cuando hacemos ejercicio nuestro cuerpo o mejor dicho nuestros músculos, están constantemente siendo estimulados, haciendo que los músculos se agranden, por otra parte al no hacer ejercicio simplemente sucede lo contrario, su musculatura baja el volumen hasta un punto normal.

Disminución de fuerza

Con nuestra fuerza no es diferente, al entrenar de manera habitual nuestros músculos mejoran de gran manera la capacidad de contraerse, efecto que por supuesto se pierde al dejar de hacer ejercicio, esto lo podemos comprobar al salir de vacaciones y al retomar nuestra rutina de ejercicios, por ejemplo levantando algunas cosas de peso considerable, llegaremos a darnos cuenta la diferencia entre el antes y el después.

Menos agilidad

Su agilidad disminuirá y esto se debe a su corazón. Cuando hacemos ejercicio aeróbico de manera habitual nuestro corazón se fortalece y se adapta a las situaciones en qué se requiere más esfuerzo físico y, por ende, más oxígeno. Sin embargo, cuando usted deja de hacer ejercicio su corazón simplemente se adapta de nuevo a la situación, ante la ausencia de necesidad de transportar más oxígeno, vuelve a su estado normal.

Metabolismo más lento

Incluso si usted no aumenta su ingesta calórica diaria, puede llegar a engordar. Esto se debe a que su metabolismo se hace más lento. Cuando hacemos ejercicio de manera cotidiana nuestro metabolismo está constantemente activado, lo que hace que quememos más calorías y también nos da el lujo a los que hacemos ejercicio de comer más, sin embargo cuando estamos en reposo el metabolismo baja y cada vez es más difícil quemar las calorías que comúnmente consumimos, nuestro cuerpo empezara a almacenar grasa, lo que nos obligará adaptarnos a otra dieta si no queremos subir de peso.

Ejercicio para bajar el abdomen

Te dejamos este video para que pongas en práctica y empieces a bajar los kilos de más que llegaron en vacaciones 😉